jueves, 24 de junio de 2010

Preguntando el camino

Quise escribir un prólogo para este poemario y salió otro poema y surgieron las preguntas que en ocasiones, mientras escribo y la noche se silencia poco a poco, surgen sin que yo sepa contestarlas.


Preguntando el camino (del prólogo)



¿De qué están hechas las noches?
¿De qué están hechas las almas?


¿Y por qué me lo preguntas,
cuando ya ha llegado el alba?

¿De qué están hechas las palabras,
y el cemento de los verbos,
que me brotan sin descanso
cuando suenan las campanas
de la torre más cercana,
anunciándome felices
que los luceros ya brillan
y la Luna sonriendo
desde el cielo me acompaña?

Y entre dudas y preguntas,
voy llenando de versos
esas horas tan tranquilas,
esas hojas de vigilias
sin que nada me contenga,
dejándome que camine
por las nubes y las cimas
de las esbeltas montañas,
de los mares y los ríos,
dejándome que hable
con gorriones y lechuzas
que me cuentan sus historias
y, más arriba del cielo,
me explican en largos vuelos
las fábulas más sombrías
esas imperiosas águilas,
recitándome los secretos
que las hojas de los árboles,
con su frondosa espesura,
de la parda tierra tapan.

¿De qué está hecha la vida,
que se extiende tantos días
y de ilusiones se nutre,
para quedar diluida
como sal en el agua,
si en el arcón de tu ensueño
ya no existe ninguna,
ninguna otra quimera
que abonen tus fantasías?


Manolo Madrid (del prólogo de "Preguntando el camino")

Etiquetas: , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal