domingo, 10 de julio de 2011

Sabes



Del amor, intangible propiedad que te posee y coloca algún sutil filtro delante de tus ojos y obliga a tu mente a ver otros paraisos donde antes no hubo más que un universo gris.




Sabes

¿Sabes ángel mío
que la vida es... nada?,
es suspiro, aliento

de vela que se apaga;
es viento de palabra,

luna que le llega la mañana.

Es cómo rumor de río

que se filtra entre las cañas;
es el lejano sonido

de aquel valle su campana;
es aroma de tus labios

muy cerca de mi cara;
es aleteo, vuelo, brillo

de perseguida paloma
para caer encelada.
¿Sabes, amor mío,

que la vida se me escurre?,

como agua entre los dedos,

como el calor de la brasa;

como escapa el humo ciego

de las tejas de una casa.
¿Sabes, alma mía,

que el tiempo ya se aleja?,

como vuela aquel gorrión

de las rejas de su jaula,
como huye el hombre viejo

de las risas de la infancia.
¿Sabes, dulce amada,

que me cegó la mirada?,

aquel día en primavera

en que ardí sobre tu llama.
Luego, mis ojos fueron

esclavos de tu alma,
sin querer mirar ya nada,

gastadas las pupilas

de ver brillar tu aura,
y yermo el corazón

por presentir tu marcha.


Manolo Madrid
Del poemario “Palabras, sólo palabras”


Etiquetas: , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal