domingo, 19 de febrero de 2012

Ya me pusieron los grilletes





Cuando la voz del poeta quiere mostrar y censurar a los gobiernos que aprietan y subyugan al pueblo, o a los dirigentes, políticos y empresarios que se apoderan de los derechos de los demás, las presiones y la ira se vuelven en su contra y es así como se hace callar la voz que antes se levantaba clara y precisa para que los oídos atentos sepan y conozcan la verdad.






Ya me pusieron los grilletes


Ya me pusieron grilletes y cierres en las cadenas,
en los brazos y en las manos, abrochados los candados
con muchos cientos de vueltas que sujetaban mis penas,
tormentos inesperados para apresar condenados
los versos de mis rimas y las rimas de mis poemas;
ya me prendieron los labios con hebras de fina seda
donde se tiñen de rojo los verbos que me secuestran.

Ya me quemaron los ojos para impedir que mirasen
la sangre de las mentiras que a tantas almas ajenas
los potentados regalan, como reliquias preciosas
y tapar con nubes negras las caras de los que duelen
buscando llanuras verdes y de justicia pamemas;
ya inundaron mis oídos con los aullidos de fieras
para ocultar los gemidos y los cantos de sirena.

Ya me clavaron las piernas en muñones de madera
por sujetar mis paseos en busca de quienes penan
y ahogar mis sentimientos en movedizas arenas
sin que allegarme pudiera, por consolar con mis besos,
a los que nada tuviesen y a los que nunca nacieron,
sin que el aura de las rimas que las pasiones enreda
diese en traer primaveras que sus almas florecieran.




Del poemario “Frutas de invierno”
Manolo Madrid

Etiquetas: , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal