lunes, 13 de diciembre de 2010

Dejad que pase la vida


Horas amargas y aciagos días, locura de alguien, un ente incapacitado de humanidad afectado de alguna paranoia esquizofrénica que agredió a este poeta dejándole postrado en el dolor durante dos meses, truncando proyectos y llenando un corazón de ira. Un apodado por el resto de hombres como Fernando, mindungui de la vida, insensato de su destino y su hembra que no merece llamarse mujer por incitarle a ser menos hombre. Menos mal que Erato no marchó de mi lado y me ha recordado uno de mis poemas, corto pero intenso.
_____________________________________________
¡Dejad que pase la vida!
¡Cómo duele rebelarse,
cuando silentes despiertan
insumisas las ideas
y las obras pertinaces!;
y que el universo viaje
y separe los recuerdos,
para que brillen de noche
como espíritus fugaces.
______________________________________
Manolo Madrid
Del poemario "Alegorías plásticas"

Etiquetas: , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal