viernes, 5 de julio de 2013

Dejad mi alma

A veces te dejas llevar en algún momento mago y piensas en esos poemas, los hijos de tus emociones, y crees que serán el recuerdo que dejes para que otros puedan sentir tu propio momento y compartir, tal vez recordar que fuiste un pequeño emisario de alguna musa que te empujó y te dio fuerza para interpretar la vida y el mundo enloquecido. Puede que algún eón futuro otra sociedad encuentre tus versos perdidios entre la radiación del cosmos.



Dejad mi alma
Dejad que entierre mi alma
entre los restos tardíos,
mirad, que cubran la tierra
esos pensamientos, ¡versos!,
que aún ayer fueron míos;
niebla en praderas de seda,
de vida alargado río
feraz entre vegas, ¡ojos!,
admirad bosques umbríos,
divisad de última vez
nieblas, rocíos…, palabras
de aquel alma estremecida,
de cadencias que enfatizan
la claridad de los días;
espigas entre las glebas
bajo las alas que vuelan,
que prefieren la simiente
de germinados poemas;
versos abiertos al mundo
como granitos de arena,
como llanto de las flores
escondido entre rocío…,
pintad historias tan rancias
con pétalos de colores…,
cambiad tantos sinsabores
por la musa del poeta,
colmando su corazón
con estrofas y canciones
para abundar sus oídos. Del poemario “Desde mi amura”
Manolo Madrid

Etiquetas: , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal