sábado, 3 de noviembre de 2012

Otra carta de amor

Resulta romántico escribir cartas de amor, más cuando es a tu propio corazón. Y cuando el recuerdo de amores nuevos te inunda, entonces nace la semilla del poema y tus dedos corren por el teclado antes de que la emoción se diluya entre los minutos que rompen la noche.



Otra carta de amor 

 
A mi corazón errante
en país del desamor,
mientras ardía la zarza
con el incendio de mayo,
olvidos llenos de ardor
presos en caja de olivo
y aromas de primavera
que dolerán mis sentidos
sin que lo quisiera yo;

 
a mi corazón dormido

a la vera de la vida
dejándome ir el camino
alumbrado por el rayo,
lluvia para formar barro
y que se lo lleve el río,
pecado de no quererte,
olivas que se cayeron
al borde de un prado mío;

 
   a mi corazón rebelde

que permanecía huido
en crepúsculos de sueño,
alboradas de sopor
en olivares espesos
y rebeliones de celos,
para reparar más duelos,
envío cartas de amor
sin decirle señor don.

Manolo Madrid
Del poemario “Háganse los mares”



 

Etiquetas: , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal