jueves, 6 de octubre de 2011

Sueño






Desde el misterio que en la noche se apodera de tu mente, nacen las ideas, como pequeñas larvas que luego se tiñen de colores, poemas de sueños y enigmas que se ignoran, hasta que llega el día y vuelan mariposas.



Sueño

Sueño que me estremece,
con esos blancos espectros,
cubiertos de capuchones
y largas togas doradas,
por las que asoman picudas
sus babuchas desgastadas,
alumbradas por las luces
de mil cirios temblorosos
al aire de madrugada.
Luego, en el cementerio,
tras esquivar los fosos
y saltar las sepulturas,
en un círculo sagrado
bailan mi cautiverio,
alumbrados de candelas,
al pie de un largo ciprés
arrancando de mi lecho
sosiego que me abrigaba.
Fantasmas de ser perverso,
demonios de madrugada,
los que danzáis en mi cama
con esos lúgubres cantos
en mi calma improvisada,
esbozando en mi universo
las heridas desgastadas
que en otro pasado tiempo
despellejaron mi alma.
Espíritus y aparecidos,
visiones disparatadas,
sombras que me quitáis
el sueño que me adormece
y mis desdichas sosiega,
disgregaos en el espacio,
que revestido de estrellas
vuestras voces apaga
y vuestra esencia desarma.
Sueño que me transporta
a otras vidas más hermosas,
no dejes que me amenacen
esas larvas traicioneras
asomadas en mi noche,
apagando el dulce aura
donde brillaba mi luna
la de la cara redonda,
la de mi buena fortuna.


Manolo Madrid
Del poemario “Palabras, sólo palabras”

Etiquetas: , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal